domingo, 1 de marzo de 2009

"Cibeleando"

Y otro eventazo en Madrid. Y allí estaba yo para contároslo después.
El jueves empezó la “Madrid Fashion Week” (en un intento por llegar a los talones de las buenas pasarelas, nos hemos cambiado al english). Encabezada por el EGO, este aportó un soplo de aire fresco a nuestra pasarela que, en ocasiones y no digo nombres, huele ya un poquito a rancio. Sin embargo todo sea dicho, hemos tenido un cambio de pabellón, más grande, y puestas en escena de los patrocinadores algo más chulas que la edición pasada. Para ser exactos, Cibeles arrancó en Nueva York donde David Delfín desfiló por primera vez. El controvertido diseñador convenció a la Gran Manzana y aunque afirma que lo suyo no ha sido una deserción de MFW, lo cierto es que prefirió presentar su última colección en un lugar donde hubiera bastante más focos y repercusión mediática. Esta edición, Cibeles ha caído en fin de semana y ha sido… lo que viene siendo un error de dimensiones considerables. Nueva York terminaba el viernes, día que empezaba Madrid, así que prensa internacional escasa o casi inexistente. Han preferido volar directamente a Milán, que comienza esta semana. Consecuencia: En familia, diseñadores nuevos y no tan nuevos han pasado por Ifema para exponer el trabajo de los últimos meses.
Y en cuanto al “front row”… algo escaso, pero mejor escaso que estrambótico. Las hermanas Toledo, Mónica Molina, Aída Folch, Ion Fiz, Pilar del Castillo… fueron algunas de las caras conocidas que apoyaron al diseñador cántabro Angel Schlesser y brindaron con él en el Kissing Room después del desfile. Entre los vestuarios, mucho lío de última hora. Arreglos en las prendas a punto de salir, rallar las suelas de los zapatos de las modelos, entrevistas a los protagonistas del día y modelos tan tan tan tan ALTAS que mi intento por alcanzar solo la altura de sus rodillas fue absolutamente nulo. La madre naturaleza a veces es mala. Reparte sin miramientos y puede llegar a ensañarse. Pero bueno el mal rollo me duró bien poco, como siempre. También debió ser la madre naturaleza la que hizo que me cruzara con Jon Kortajarena y por un momento perdí el contacto con la realidad. Ya me veía haciendo vida con él, paseando a nuestro perrito, leyendo al lado de una chimenea, tomando el sol en magníficas hamacas en primera línea de playa…..Pero mi jefa me pegó un grito y tuve que correr para alcanzarla. El cuento había acabado. Y empezaba la acción.

Para empezar, Angel Schlesser no defraudó. En su estilo de líneas sobrias y elegantes, el modisto optó por un otoño basado en trajes de chaqueta con pantalón por encima del tobillo y marcados hombros. Grises marengo, negros y morados se cuelan en sus bocetos de abrigos de paño combinados con altísimas plataformas negras. Resalto un espectacular traje de chaqueta color obispo que promovió comentarios en muchos de los presentes. Jerseys amplios y casuales combinados con pantalones más arreglados, nuevas interpretaciones del mono negro que sacó para P/V 2009 y es que frente a la crisis… nada mejor que un vestido de formas básicas acompañado de manguitos de piel o largos guantes de cuero, reminiscencias de los 40. Mi preferido, el vestido largo negro, palabra de honor, con un lazo gris marengo fruncido al pecho. Destacó una nueva apuesta por el color frambuesa que viene en forma de faldas a la rodilla o trajes de una sola manga. Sus camisas, de escote barco y la mayoría adornadas con pequeños lazos, elemento nuevo para el modisto. Para la noche, el color visón en forma de sedas caídas fue el protagonista, desplazando al negro tan habitual en él. Os dejo el vídeo del desfile para que saquéis vuestras propias conclusiones.

Mi Alma Aguilar, como siempre, la mejor para mí. Su colección estuvo orientada sobre todo a la tarde/noche e incluyó escotes bastantes más pronunciados y sexis que otras veces. Amplia gama de los colores inocentes: rosas, malvas, beiges, ocres… que se acoplaban a formas suaves y redondeadas. Trajes tanto largos como cortos, todos con ese aire inocente que la diseñadora madrileña impregna en sus prendas como marca de la casa. Mangas abullonadas, faldas plisadas, escotes imperio y escotes palabra de honor, así como adorables camisas con cuello bebé, perfectas para combinar con pantalones de pinzas negros o un vaquero bien usado. … La noche llega con negro como protagonista, poco frecuente en la modista. Los escote corazón adornan los vestidos de fiesta pero no se olvida de sus lazos de siempre, sus mangas de jaretas, o la seda como material fundamental en sus creaciones. Yo ya tengo mi favorito… y es un secreto (JAR!). También os dejo el vídeo, que lo disfrutéis!

Pdta. Ainsssssssssssssss…………si pudiera contaros también todo Nueva York, Londres, París y Milán……….:( PEGUI.

2 comentarios:

Lale dijo...

Pegui como siempre me encantas. Un 10 por ti.

Miri dijo...

Algún día estarás en las pasarelas de todas esas ciudades que has dicho, y no sólo contándolo para la gente del blog!