lunes, 26 de octubre de 2009

"Fashion books"

Algún cumpleaños pasado o quizás unas Navidades, una amiga me regaló dos magníficos libros sobre Bolsos, de Anna Johnson y sobre Zapatos, de Linda O´Keeffe, llenos de ilustraciones y apuntes sobre dichos complementos. De hecho recuerdo que en un pasado reportaje que hice sobre la prenda por excelencia femenina utilicé mucha de la información de aquel librito que ronda por mi casa. Y hace mucho también, en uno de los congresos que cada año organiza el Museo del Traje, compré una biografía sobre Cocó Chanel, que más tarde utilizaría para completar uno de los artículos que hice para el blog. Es por ello que me alegra mucho saber que existe un Fashion ShowBook en España que tuvo lugar los pasados 6 y 7 de octubre dentro del marco de la Moda de Castilla y León y al que acudió un importante número de asistentes. El tema de la lectura es una opción personal, existen miles de géneros, autores y públicos diferentes... Por ello, no creo que ningún lector se decante por un único estilo a la hora de leer libros. Pero en este caso, además de la lectura por el mero hecho del placer de leer, contamos con el punto extra de la especialización, del aprender algo más sobre aquello que te gusta y que no puede reducirse al papel couché. En su página web podrás encontrar interesante bibliografía sobre moda, recomendaciones de expertos... No dejes de visitarla. GABRIELLE.

sábado, 24 de octubre de 2009

"Casualidades de la vida"

La vida no es un conjunto de casualidades... La vida es el producto de algo más que la suma de una serie de ellas que se han alineado en el universo para formar este regalo que se nos ha brindado a cada uno de nosotros. Y somos nosotros, libres, quienes elegimos qué hacer con ella. Decisiones que se encuentran definidas por algo más que una simple casualidad, y que en su conjunto forman nuestro destino. No creo que sea casualidad que un cazatalentos se fije en una chica de 16 años, como en tantas otras, y sea capaz de transformar su vida de la noche a la mañana. Ella, por ejemplo, es Lily Cole, una de las in del momento. Su brillante trabajo como modelo le ha dado paso a poder comenzar una carrera como actriz, y su dulce papel en El imaginario del Doctor Parnassus da buena prueba de ello. No es fruto de la casualidad, era su destino. El mismo que nos espera a cualquiera de nosotros allá donde queramos llegar.
PD: Magnífico Ledger en la que es su obra póstuma.
GABRIELLE.

lunes, 19 de octubre de 2009

"Dar la cara"

En esta vida es muy importante dar la cara... En cualquiera de las facetas que desarrolles, te equivoques o aciertes, hay que saber afrontar los hechos y dar la cara. En este caso, una serie de famosas han querido dar la cara de una manera distinta al público femenino que cada mes adquiere varios ejemplares de revistas de moda, los cuales no siempre son acordes 100% con la realidad.
Así, Elle ha escogido a los rostros más conocidos de la actualidad y mostrarlas tal cual, sin artificios... Cierto es que un maquillaje acertado, no demasiado excéntrico, que realce nuestros rasgos, es importante, incluso necesario en muchos de nuestros días. Pero desde aquí exijo un no rotundo al exceso de falsedades que podemos observar cada mes en cada una de nuestras revistas favoritas. Una vez más reitero el hecho de que adoro la moda, las celebrities y su mundo, sus perfectos cuerpos y pieles que cada fin de mes me hacen soñar con ser como ellas... pero ahí se queda todo, en un sueño. Porque de un tiempo para acá, el uso desorbitado del photoshop o del bótox ha convertido a muchas de ellas en seres irreales, seres que no se identifican con aquellas que no cuentan diariamente con un séquito de maquilladores, peluqueros, estilistas y personal trainners, que velen porque aparezcan siempre perfectas.
Cierto es, viven de su imagen. Ellas son el producto. Hasta ahí todo perfecto. Por tanto, que sigan utilizando los últimos métodos traídos del Japón para que no se cara no se fatigue, que luzcan los accesorios más in del momento, que muestren looks de última y que sus cuerpos hablen por sí solos. Pero en el momento en que un fotógrafo las inmortalice... please, no distorsionen la realidad. Ya son perfectas por sí mismas. GABRIELLE.
PD: Imprescindible también dar la cara hoy, 19 de octubre, Día Mundial del Cáncer de Mama. Y muchas felicidades a todas las Lauras en su santo...

domingo, 18 de octubre de 2009

"¿El lujo ha muerto?"

Cuando la palabra “crisis” se ha convertido en el tópico de los tópicos, me pregunto si el lujo, el de verdad, se ha sentido afectado. Durante todo este año así se me ha hecho ver y lo cierto es que históricas casas de moda se han visto obligadas a echar la llave… Además de la caída en picado de las ventas de, sobre todo, alta joyería y marroquinería.
Pero, ¿Qué hay del verdadero lujo? ¿Aquel que solo una persona en el mundo puede disfrutar? Evidentemente, la crisis es agresiva pero no tanto y hay un amplio grupo de personas que solo ve en la televisión el hecho de que la cosa está complicada. Este fin de semana tenía lugar en el Museo del Traje un curso sobre “Organización de Eventos de Moda” y la ex Consejera Delegada de Christian Dior para España, Béatrice d’ Orléans, comentaba que efectivamente, la Alta Costura: “pegmanece intacta”. Los maravillosos vestidos que vemos en París en los desfiles de Haute Couture, a los pocos días tienen dueña. Salvo algún modelo que se queda la Cámara Sindical de Francia para museos y exposiciones, los trajes se ponen a la venta, a un precio absolutamente secreto. Las afortunadas señoras son visitadas en su propia casa por el equipo de la firma y, a través de varias pruebas, se adapta el modelo original a los gustos y fisionomía de la exclusiva clienta. Para ellas (y ellos, que alguno habrá) el término maldito no existe y deben concentrar todas sus energías en decidir qué hacer con la preciada prenda. Prendas, que han tardado en hacerse de 200 a 850 horas, dependiendo del tipo de bordado que lleve… Así que, definitivamente, el lujo no ha muerto. Quizá lo que sí permanece en coma, es la democratización del lujo, con pocas décadas de vida. Lo que antes un producto de una buena firma, como unas gafas de sol o un reloj, era relativamente accesible, ahora se sitúan en un plano un poco más lejos para el consumidor medio, que hasta el año pasado podía permitírselo. Ahora no podemos, y si lo hacemos, la sensación de culpa está asegurada… por ser una inconsciente, por no pensar con sensatez y por dejarte llevar por los impulsos consumistas.
Peeerooo… creo esos caprichos siguen siendo nuestra recompensa. Seguramente innecesarios todos ellos, para nosotros se vuelven imprescindibles y sobre todo nos producen cierto placer, así que, hasta que pueda adquirir mi propio Dior de Alta Costura… entonemos un “larga vida al lujo”. PEGUIE.

domingo, 11 de octubre de 2009

"Primer aniversario"

video

Acabamos de cumplir, además de un añito, nuestras primeras 10.000 visitas. Muchísimas gracias. PEGUIE y GABRIELLE.

domingo, 4 de octubre de 2009

"La elegancia del erizo"

La autora Muriel Barbery a través de su obra La elegancia del erizo narra la vida del inmueble número 7 de la calle Grenelle de París, donde nada es lo que parece. Y es que ciertamente en esta vida de Tuenti, Coca-Cola Ligth y disfraces por vestimentas, nada responde de forma auténtica con la realidad.
La señora Michael tiene la elegancia del erizo: por fuera está cubierta de púas, una verdadera fortaleza, pero intuyo que, por dentro tiene el mismo refinamiento sencillo de los erizos, que son animalillos falsamente indolententes, tremendamente solitarios y terriblemente elegantes. La palabra elegante hoy en día es difícil adjudicarla a cualquiera. Mujeres como Giovanna Battaglia o Laura Ponte en versión española, muestran una elegancia lejana a los artificios de hoy en día. Ellas son mujeres atemporales, que pueden asemejarse a bellezas de la talla de Audrey Hepburn, Jackie Kennedy o Sofía Loren. La forma de moverse, de gesticular y de hablar las convierten en seres increíblemente bellos, pero lo más importante, distintos. Cuando hablamos de moda parece que los cánones se encuentran impuestos y por ello hay que seguirlos. Pero lo importante es saber ajustarlos a nuestra vida, a nuestro modo de ver las cosas y a nuestro modo de actuar, para que no se conviertan en simples disfraces. Y si además cuentas con un buen espejo en el que poder mirarte, tienes todos los ingredientes para irradiar la ansiada elegancia. Yo lo encontré hace tiempo en mi madre, quien a punto de cumplir los 60, va despachándola allá donde vaya. ¡Felicidades! GABRIELLE.
PD: Para quienes prefiráis verla versión 2D, ya está la peli, El erizo.