sábado, 8 de mayo de 2010

"Adiós a los convencionalismos"




Yo tuve una amiga que a pesar de ser la más guapa del reino, la más inteligente de su promoción y la más fiel de sus amigas, vivía rodeada de una serie de convencionalismos nada propios del siglo XXI. Porque antiguamente todas esas cualidades servían para encontrar a un buen mozo con el que casarte y vivir el resto de tu vida para ser felices y comer perdices. Pero un buen día mi amiga se rebeló, y dijo que no quería nada de perdices. Necesitaba probar otros sabores, algunos que le hicieran vomitar incluso por indigestión. Otros picantes, que tampoco sentaran bien al estómago. Otros dulces, pero efímeros. Y otros tantos rutinarios, propios de las cenas semanales de cualquier casa. Dijo adiós a los convencionalismos y optó por ser ella misma quien aprendiera lo duro de la vida. Y también lo bonito. Era su vida y la de nadie más. Seguramente en el futuro comerá las perdices que ella quiera. Porque así lo ha elegido mi amiga. GABRIELLE.

2 comentarios:

antonio diaz dijo...

Guerra a los convencionalismos, si señora... jeje saludos desde el sur.

Pececita dijo...

Yo estoy totalmente de acuerdo con Antonio, si señor.
Abajo los convencionalismos!!!!!
xoxo