miércoles, 11 de enero de 2012

"Cuando París era una fiesta"

Últimamente me tropezaba por todas partes con dos referentes para mí: París, ciudad europea de referencia y de visita obligada varias veces y en distintas épocas de nuestra vida; y Ernest Hemingway, en conversaciones, películas, artículos... todos hablan del eterno vividor cuyo sueño logró cumplir: ser escritor de novelas. Casualidad o empeño, estas Navidades me han regalado el libro que aúna ambas referencias, Mrs. Hemingway en París, y que está obteniendo el éxito esperado antes de su publicación. Capitán de la Generación Perdida, Ernest fue un bohemio que amó la vida por encima de todo, y con ello todo lo demás: mujeres, alcohol, fiestas, literatura, amigos... Todas aquellas cosas, que a mi modo de entender, hacen que esto valga más la pena. Podrán tacharnos de lo que quieran, pero al menos que no sea de no haber vivido intensamente. GABRIELLE.

1 comentario:

noelia ceballos dijo...

Muy interesante! Y sí, vivir intensamente!

Besos.

Noe

http://plastilinaymandarina.blogspot.com/