viernes, 12 de agosto de 2011

"El país más pequeño de África"






Alejada desde hace muchos meses del blog, y ya de vuelta de unas merecidas vacaciones, no me gustaría dejar de pasar la oportunidad de contar el original destino de este año: Gambia.
Han sido ocho días de descanso en un fabuloso hotel, Coco Ocean Resort & Spa , que recomiendo a todo aquel que quiera perderse en unas instalaciones de lujo, buena cocina internacional, un spa memorable y sobre todo la posibilidad de, en pleno julio, estar solo en una playa salvaje. Nadie por la derecha y nadie por la izquierda…
Pero no todo han sido comodidades. Conscientes de la posibilidad que teníamos a nuestro alcance para conocer la profundidad de las tierras, nos sumergimos de lleno en este país africano aún por explotar. El Albert Market de Banjul (la capital), poblaciones como Serrekunda o Brikama fueron algunas de nuestras paradas. Mención aparte merece el pueblo pescador de Tanji, que no tiene desperdicio para comprobar lo realmente diferente que es la sociedad europea de la africana. Un lugar donde tuve sentimientos encontrados de rechazo y admiración hacia la figura del hombre, que irremediablemente, sobrevive donde le “toca” vivir y lo hace de una manera mucho más noble que algunos de nosotros, los llamados “civilizados”.
Después de visitar una escuela, un hospital e infinidad de poblados, solo piensas en la suerte que tienes. Los niños se convierten en los protagonistas indiscutibles y son ellos, los que no tienen absolutamente nada y los que te agradecen un caramelo con cara vergonzosa, los que te hacen pensar en nuestras comodidades… Allí no hay cremas anticelulíticas, estrés laboral o share televisivo. Ni días negros en Bolsa ni bolsos de la próxima temporada. Ni carritos McLaren.
Disfrutar de una naturaleza virgen a la que no estamos acostumbrados, pasar tiempo con gente totalmente opuesta a ti y sobre todo saber que se puede vivir sin la necesidad de todos los objetos y servicios que tenemos a nuestra disposición diariamente, es el resumen de mi experiencia.

Mi resumen y el de mi compañero de viaje, al que agradezco en el alma que organizara esta escapada con el cariño y detalle con que hace absolutamente todo lo que compartimos desde que nos encontramos. ¡Gracias! PEGUIE.

2 comentarios:

Mi vida en rojo dijo...

Debe de ser una experiencia maravillosa!

Besos rojos ;-)

Anónimo dijo...

Eres la mejor y lo que dices hago con cariño me sale solo porque te lo mereces.