domingo, 16 de enero de 2011

"Empresarios"


Lo cierto es que cuando uno se encuentra seguro de sí mismo se atreve con todo. Ese debe ser el lema que decidió poner en marcha el provocador Jacobs el día en que dejó para siempre la comida basura, la que a punto estuvo de provocarle un problema mayor que la obesidad. Le dio fuerte a las máquinas del gimnasio y a una dieta sana, y se puso las faldas. La receta funcionó. Ahora todos los chicos le miran y se ha convertido en el principal plan de marketing de su firma. Incluso es referente de muchos que quieren seguir sus pasos.
Del mismo modo ha emulado él a su ídolo Yves Saint Laurent, quien en los años 70 se desnudaba para ser modelo e imagen de su propia fragancia. Cuarenta años después Marc se ha colocado el frasco de Bang en sus zonas más íntimas, y con gesto casi sexual nos lo ofrece para que lo compremos. Y es que un empresario hará lo que esté en su mano y en su cuerpo para que su empresa continúe adelante. GABRIELLE.

1 comentario:

Mi vida en rojo dijo...

Pues sí así es...aunque a mi las iniciativas me gustan.

Besos rojos,

www.rojorougered.blogspot.com